Motor LATAM

Alarma el estado del parque de trenes del Metro de Caracas

Pocas unidades operativas, muchas averías y demás anomalías presenta el sistema


Según informó ayer el matutino venezolano ‘El Nacional’ la flota de trenes perteneciente a la empresa Metro de Caracas no se encuentra en su mejor condición, lo cual explica parcialmente las fallas y retrasos que presenta el servicio en la actualidad.

De la flota de 124 trenes que cubren las cinco rutas del sistema Metro de Caracas en la ciudad capital, solo hay 65 operativos, es decir, casi exactamente la mitad.   La cifra sin embargo no toma en cuenta que esta operatividad está condicionada a malfuncionamiento de sistemas como los cierres de puertas, alarmas, aire acondicionado y ventilación, agarraderas, recubrimientos antirresbalantes en los pisos y similares, tal como han expuesto diversos usuarios a esta redacción.

La mitad restante de la flota de trenes del Metro de Caracas, es decir 59 unidades, se encuentra inactiva, mayormente en los patios de la base operativa situada en el oeste de la ciudad.

Una evaluación técnica desarrollada por la empresa, según ‘El Nacional’ estableció que 39 de los trenes inactivos podrían recuperarse, pero eso implica realizar una fuerte inversión en repuestos y mano de obra que aparentemente no está planificada.

Otros 19 trenes han sido considerados definitivamente irrecuperables.  En principio estas unidades se están desmantelando al ser dispuestas como banco de repuestos para mantener el resto del parque operativo.  Cuatro unidades están en evaluación, a fin de determinar si pueden recuperarse o si también se convertirán en banco de piezas.

Algunas unidades se encuentran mecánicamente operativas, pero han sido desincorporadas al presentar roturas en sus cristales, golpes en su estructura o problemas en sus puertas.  Otras tienen problemas mecánicos y algunas muestran mal funcionamiento de su panel de control.

Varias de las unidades no operativas están mostrando señales de vandalismo por parte de habitantes de las áreas rurales adyacentes.  Algunos vecinos han testimoniado que en ocasiones el patio de trenes del Metro de Caracas se convierte en “dormitorio para indigentes de la zona”.

La inoperatividad se extiende a la flota de buses del servicio de transporte superficial Metro Bus, pero se desconoce la condición cualitativa de la flota.

El sistema Metro de Caracas fue inaugurado a inicios de 1982 por el Presidente de la República Luis Herrera Campins y numerosos especialistas en sistemas de este tipo lo definieron el más moderno del mundo, manteniendo por muchos años su prestigio y marcando tendencia. 

La calidad de diseño y ejecución de la obra ha permitido que, pese a los tantos problemas técnicos que presenta su flota y pese a que la administración no genera recursos propios porque el servicio se presta sin costo, el sistema siga siendo una alternativa para al menos millón y medio de personas al día, que viaja en condiciones inseguras y propias de un país muy subdesarrollado.


Varias de las unidades no operativas están mostrando señales de
vandalismo por parte de habitantes de las áreas rurales adyacentes.
Vecinos han testimoniado que en ocasiones el patio de trenes del
Metro de Caracas se convierte en “dormitorio para indigentes”.

Empleados y usuarios del Metro de Caracas exponen con lástima y
preocupación el acelerado deterioro del que otrora fuera el sistema
de su tipo “más avanzado” del mundo. Además de los trenes y los
autobuses, los elementos de infraestructura general como estaciones,
túneles y centros de control también muestran signos preocupantes.

Compartir