Deportes

Loeb habla desconsolado de su abandono en el Dakar

El piloto francés fue un retiro “de lujo” durante la jornada de ayer


El nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes, el francés Sebastien Loeb, se mostró desconsolado frente a la prensa ayer jueves al reportar su abandono en la 40ª edición del “Rally Dakar” que en el 2018 se está disputando desde el pasado sábado por territorios de Perú, Bolivia y Argentina.

El Peugeot 3008DKR de Loeb transitaba por un grupo de dunas entre la localidad de Arequipa y la frontera boliviana cuando cayó en un profundo desnivel en U, sufriendo severos daños que habrían requerido mucho tiempo para resolverse.

Sin embargo la verdadera causa del retiro del equipo francés no fueron los daños sufridos por el carro, sino las condiciones clínicas del copiloto de Loeb, Daniel Elena, quien reportó fractura de cóxis.

El accidente de Loeb representó una seria advertencia para Peugeot en el terreno estrictamente deportivo, porque los reportes desde el lugar reseñaron que en un intento por no perder terreno frente al Toyota Hilux de Nasser Al Attiyah, el francés optó por pilotar de manera más arriesgada.

En un terreno que, en teoría, debía privilegiar la ligereza del auto Peugeot de dos ruedas motrices, el Toyota Hilux, más pesado, estaba resultando claramente más rápido y su tracción a las cuatro ruedas estaba mostrándose muy útil.

En un salto sobre una duna con una profunda depresión en U, Al Attiyah avanzó sin problemas, pero el Peugeot se enterró y no pudo seguir avanzando.  La ayuda de los presentes permitió liberar al carro tras dos horas y 45 minutos de forcejeo, pero aunque los daños reportados parecían reparables, no ocurrió lo mismo con Elena, que reportó enormes dolores.

“Daniel tenía mucho dolor y yo trataba de ir lo más rápido que podía, pero no como para incomodarle, así que no pude pasar de 30 km/h” explicó Loeb, quien se mostró tan preocupado por su compañero como desilusionado. 

“¡Esta fue quizá mi última oportunidad de ganar aquí!”, dijo apenado el piloto de Peugeot, marca que se retira del Dakar tras finalizar esta edición.

Elena se reportó desde su cuenta oficial en Twitter agradeciendo los numerosos mensajes de apoyo:

“Vamos a decirlo con elegancia ¡me duelen las posaderas! Pero el diagnóstico es demoledor ¡fractura de cóxis!”

La baja de Loeb y las circunstancias en las que esta ocurrió representaron un duro golpe para Peugeot, que esperaba más rendimiento de su carro frente a Toyota en las dunas peruanas. 

Otro Peugeot oficial, conducido por Cyril Després, rueda muy retrasado tras chocar y perder una rueda a inicios de semana.  Una unidad privada, confiada a Khaled Al Qassimi, lucha por el sexto puesto, mientras los dos autos supervivientes, tripulados por Stephane Peterhansel y Carlos Sainz marchan al frente con hora y media de margen sobre Al Attiyah, quien seguirá optando por la estrategia de luchar con ellos en las etapas rueda a rueda a fin de provocar errores como el que dejó ayer a Loeb fuera de contienda, al éste saberse carente de rendimiento frente a los Hilux.


Loeb marchaba muy cerca del líder Peterhansel cuando
sufrió su percance en las dunas. Peugeot pierde así a su
segundo carro mejor ubicado…

Compartir